Úna Fingal PopArt 15_02_22.jpg

Úna Fingal, 15/02/22
(C) Fotografía: Aida Moral Rosich para Biblioteques Vilanova i la Geltrú

Úna CV

ÚNA FINGAL

 

...En este escenario, un personaje más...

 

Soy Úna Fingal y según mis amigas nací escrita dada mi naturaleza a fantasear hasta en la situación más insólita. Suelo deambular metida en mi mundo sin enterarme de lo que sucede en éste. Y suelo tener serias dificultades para saber dónde estoy realmente, si aquí o allí. No es falta de concentración, es que salto de un lado a otro sin darme cuenta. Esto se traduce en mi narrativa donde a veces, resulta complicado distinguir esa fina línea que separa la realidad de la ficción como en los sueños. Los misterios me fascinan y las piedras me hablan. Soy apasionada de lo que hago, de la vida, de los animales, de mis amigos, de mi familia, de mis gatos y formamos un clan, a lo celta, porque soy una celta fuera de su tiempo. La música, la creatividad y yo somos una sola cosa. Cuando la melancolía me vence la soledad es el único consuelo, desde mi niñez me refugio en mi mundo ante situaciones incomprensibles, y es ahí donde sigo encontrando el sosiego. Cuando leas mis historias verás que soy tus ojos y tu corazón, cuando quieras soñar vente conmigo.

No tengo problemas para entenderme con lo paranormal, y adoro el misterio. Rockera impenitente hasta mi último aliento y amante del cine antiguo con sus historias en blanco y negro. Lectora de las que devoran, devota de Oscar Wilde, amo también a James Joyce, William Butler Yeats, Jane Austen, Hermanas Brönte, Wilkie Collins... La novela negra, y todos sus representantes. Y soy muy fan del western y el terror.

Estudié sí, pero fui (y sigo siendo) más autodidacta que académica. Me formé en audiovisual (Realización de TV Ciclo Superior) y teatro (con geniales profesores y diferentes metodologías), cursé estudios de Filosofía en la Universidad (Uned) y estudié dos años de Piano (Grado Elemental. Escola de Música Mestre Montserrat) porque me apasiona.

 

Empecé mi trayectoria profesional en una radio, seguí en una televisión local, pero fueron el teatro, la creación escénica y la actuación los que se llevaron mi cuerpo y mi alma durante dos décadas. 

 

Como en la actuación, escribir te permite vivir infinitas vidas, por eso creo que los escritores somos eternos porque proseguimos en nuestros personajes y más allá de ellos a través de nuestros lectores. Escribir es un hecho trascendente y determinante.

Vivo con mi esposo y mis gatos frente al mar, muy cerca de Barcelona. Soy madre y nonna. Mis hijos y mis peques (minis) son mi orgullo y mi pasión. Cuando tengo tiempo libre canto, toco el piano o la guitarra, y a veces escribo canciones que guardo en cuadernos escondidos.